Post-celebrando el verano

Las cosas no son como empiezan sino como acaban. Y sí, nosotros la tarde-noche del pasado 21 de junio acabamos agitando limones al ritmo de la música de Bachar Mar-Khalifé. Si quieres meterte en situación, dale a reproducir y empezamos.

Capital. Cultura. Bla, bla, bla. Chin, chin. Flash. Esto era lo que ponía el cartel que anunciaba el evento. En realidad, también era un anticipo y síntesis de lo que iba a pasar el día en el que recibimos el verano de 2016 y cerramos el año 1 de nuestra (pequeña) revista, poco más de año después de que iniciásemos la aventura de conseguir mediante microfinanciación los fondos insuficientes para materializarla.

Creemos en las celebraciones. Creemos en su poder como reconocimiento al logro y al esfuerzo necesario para conseguirlo. Y como creemos, practicamos. Iniciamos la botadura de la publicación con una fiesta de celebración del otoño y aunque entonces especulamos con la posibilidad de celebrar los siguientes números de invierno y primavera, no fue hasta el número de verano cuando nos animamos a hacer la convocatoria que puso broche al trabajo de un año.

160705-02-Miudo-Post-celebrando-el-verano
Decollab listo para recibir a los asistentes | Fotografía: Verónica Bello

Si bien, tras todo lo vivido durante un año cuadrando las cuentas y encajando las dificultades propias de la creación cultural, creíamos que no sólo debíamos hacer una fiesta en este momento del proyecto. Había que ir más allá de una celebración como la del lanzamiento. Y fue ahí donde surgió la idea de un debate en el que invitar a otros que compartiesen con nosotros, la dificultad de mantener a flote proyectos culturales y por eso contamos con la presencia de: Vanessa Bejarano, doctora en creatividad aplicada y fundadora de Beintuitive; Sabela Mendoza, gestora cultural y ex-directora de Ilustratour; Marta Javaloys, economista, diseñadora estratégica y artista y Mabi Barbas, diseñadora en Harper’s Bazaar y editora de Antonia Magazine.

160705-03-Miudo-Post-celebrando-el-verano-1
De izquierda a derecha: Mabi Barbas, Sabela Mendoza, Marta Javaloys y Vanessa Bejarano con Anxo López | Fotografía: Verónica Bello

También sabemos que a muchos de los que nos leéis habitualmente, el tema del debate os pilló por sorpresa. Y lo entendemos. Cómo no lo vamos a entender, si nos hemos pasado un año hablando de experiencias, del mar y de todo lo bueno y lo bello que hay en lo pequeño. ¿A qué venía ahora una reflexión sobre la relación entre cultura y capital de estos hedonistas practicantes?

Vamos a contextualizarlo. Supongo que la primera vez que surgió esta reflexión, fue entorno a unas cañas, como consecuencia de las quejas propias de la falta de percepción del valor por parte de quien es potencial receptor de ésta o cualquier otra creación cultural. Y como inevitable resultado de esto, la asociada dificultad de conseguir que las personas inviertan en cultura. Sí, inversión, porque para nosotros un gasto son las cañas. Lo demás, permanece y enriquece.

A estas reflexiones les fuimos dando forma internamente y también con la ayuda del filósofo y autor en Miúdo: Luis Montero, que por motivos profesionales no pudo asistir a la celebración. Las lecturas de Theodor W. Adorno, Byung-Chul Han, Richard Sennett y atendiendo al propio fundamento experimental sobre el que se asienta Miúdo, decidimos hacer de la reflexión sobre el capital, acción y organizamos este evento con los mecanismos propios del sistema para reflexionar sobre él, con la salvedad de que la Asociación Miúdo Contracultura no obtuvo beneficios como resultado del conjunto de transacciones.

160705-04-Miudo-Post-celebrando-el-verano
Vanessa Bejarano facilitando la microexperiencia ritual | Fotografía: Verónica Bello

Como cierre de la parte de contenido quisimos contar con Vanessa Bejarano de Beintuitive. Ya que desde hace mucho tiempo ambos proyectos se apoyan y dan soporte pero siempre siguiendo caminos paralelos, así que este cierre de etapa era un buen momento para propiciar un encuentro. Vanessa organizó una microexperiencia a modo de ritual de ofrenda para abrir el verano. Cuerpo, mente, meditación, consciencia y baile colectivo como vía hacia la celebración final, en la que brindamos con un fabuloso Albariño Da Oca, estableciendo nuevamente un vínculo con la historia reciente de Miudo.

Desde el equipo de Miudo (Anxo, Verónica y Dorothy) queremos agradecer vuestra participación a todos los asistentes, tanto a los viejos conocidos, como a los que descubrieron Miudo con motivo de esta celebración. Queremos hacer una mención especial a dos mujeres que han contribuido con su dedicación para hacer posible este evento: a Vanessa Bejarano de Beintuitive por partida doble y a Noelia Maroto de Dcollab por acogernos en su maravilloso espacio. Y por supuesto a Mabi Barbas, Sabela Mendoza y Marta Javaloys por animarse a debatir sobre un tema tan amplio y complejo. Y por último queremos agradecer a Vanessa León de Ohanami el intercambio floral, y por demostrar con su acción que no sólo el dinero hace posibles las cosas.

160705-05-Miudo-Post-celebrando-el-verano
Composición floral elaborada por Ohanami (Flores y Belleza) | Fotografía: Verónica Bello

Si has llegado hasta aquí y todavía no tienes el año 1 de Miúdo me gustaría invitarte a que compres un ejemplar y con tu acción, hagas posible que proyectos independientes como el nuestro vean la luz. Gracias por hacerlo posible y por compartirlo con los demás.

2 Comentarios

  • Viviana
    Una pena no poder haber asistido, no estaba en España! Me da mucha pena que no haya más revistas Miudo y que tampoco se repita este mini evento! Gracias por haber trabajado en algo tan bonito! Viviana
    • Equipo Miúdo
      ¡Muchas gracias por tus palabras, Viviana! Quizás no haya más revistas, pero seguro que habrá más ediciones y más eventos. Miudo no se acaba aquí :)

Escribe un comentario